Crónicas conciertos 2015



  • Venga, acabemos con la ignominia (a la que he contribuido) de que no exista un post básico en un foro de música como este. Mejor que haya estado perdido medio año, que el año entero.

    Esta semana post PS me he visto dos veces a AC/DC y cuanto les voy a echar de menos cuando lo dejen, por mucho que lleven 30 años haciendo el mismo concierto. Angus "solo" tiene 60 años, pero les quedan pocas balas en la recamara. Dos horas cojonudas,con todos los clichés para lo bueno y lo malo, donde prima mas lo bueno.

    Anoche la despedida de Standstill de Madrid se quedo en notable a secas. No hicieron el cenit ya que se les jodieron los proyectores, e hicieron un concierto "grandes éxitos" más al uso. Les echaremos de menos dentro de un año seguro. Grandes.



  • Venga, acabemos con la ignominia (a la que he contribuido) de que no exista un post básico en un foro de música como este. Mejor que haya estado perdido medio año, que el año entero.

    Esta semana post PS me he visto dos veces a AC/DC y cuanto les voy a echar de menos cuando lo dejen, por mucho que lleven 30 años haciendo el mismo concierto. Angus "solo" tiene 60 años, pero les quedan pocas balas en la recamara. Dos horas cojonudas,con todos los clichés para lo bueno y lo malo, donde prima mas lo bueno.

    Anoche la despedida de Standstill de Madrid se quedo en notable a secas. No hicieron el cenit ya que se les jodieron los proyectores, e hicieron un concierto "grandes éxitos" más al uso. Les echaremos de menos dentro de un año seguro. Grandes.



  • Ayer fui de +1 consorte a un evento/concierto de Intermon Oxfam. Fui por acompañar y por interés sociológico, pero diosito me castigará con pesadillas después de lo allí visto y oído. Sets en acústico de Vetusta Morla, Annie B Sweet y Noni de Lori Meyers, Dorian, Second (a estos no les vi), Fernando Alfaro (que fue casi lo único salvable) haciendo una canción Cucurbitácea, León Benavente y Sidonie.

    Vetusta Morla: ¿de verdad este es el grupo más popular del indie-mainstream? Simples como mecanismo de botijo, letras de libreta de adolescente, épica de baratillo.
    Annie B Sweet y Noni de Lori Meyers: el ataque de los clones. Con menos gracia que un chiste de Arévalo.
    Dorian: El canto del loco 2
    Fernando Alfaro: se le veía al pobre bastante incómodo, pero hizo lo que pudo
    León Benavente: David de Abraham Boba convertido en una estrella del rock. Podrán gustar más o menos, pero es un buen grupo. Al menos saben tocar y tienen actitud.
    Sidonie: Sin palabras, el horror.

    El público estaba entregadísimo (menos con León Benavente y sobre todo, con Alfaro).

    La sala (Teatro Barceló de Madrid), sonó a culo (sobre todo los micros). No es culpa de la sala, que el último concierto que vi allí fue el de MONO y fue una maravilla que sonó a gloria.



  • Yo repito lo de Shamir hace un par de semanas: no os lo perdáis. Tiene un dominio vocal y un dominio de los escenarios apabullante.

    Esta noche Jam City en el ICA, ya os contaré.



  • Un par de conciertos que vi hace algunas semanas y que recomiendo encarecidamente:

    Andromeda Mega Express Orchestra

    Big band (18 músicos) experimental con un director/compositor jovencísimo. Suenan a una banda sonora jazzera de unos dibujos animados algo 'speedicos'. Por momentos se acercan peligrosamente a un acelerado rock progresivo-sinfónico pero el toque divertido les salva de terminar cansando.
    Van de cabeza a mi PS vs Foro.

    Mención especial a las ilustraciones que adornan sus portadas y posters de conciertos.

    https://youtu.be/zl0h4cwHLNI

    GoGo Penguin
    Trio de Jazz con influencias que abarcan desde Aphex Twin y ritmos IDMeros a Brad Mehldau o The Bad Plus. No los conocía de nada y me fliparon.



  • Crónica del field day

    SABADO

    • Volte:face fantástico. Parecía live. Mucho acid, mucho 303 y 909.
    • Leo Vynehall tan basto como acostumbra. Le estoy pillando el punto anyway
    • Weatherall b2b Avery: bien, pero creo que Avery ganó. Está mejorando sus facultades de pinchar a ritmo vertiginoso. Weatherall tira a la fiesta siempre, es muy efectivo. ¡Es superefectivo! Perdón.
    • SOPHIE es un live estupendo. Opinaréis lo que opinaréis de la PC Music, pero no es más que una vuelta de tuerca al trap con bastante cachondeo. Funcionó de maravilla. Intentadlo ver en el Sonar.
    • El live de Clark, fantástico. Hubo dos bailarinas que empezaron desincronizadas pero acabaron con un final perfecto y precioso. No entiendo como a Clark no le ha pillado ningún festival español.
    • Ben Klock v2v Dettman tan 4-to-the-floor como se esperaba, sin compasión. Algo que no me entraba tan pronto.
    • Kindness bien, pero hacían más versiones que canciones propias
    • La hora que tardaba cada vz que quería ir al baño o comprar cerveza, también bien.
    • En serio, qué puto desastre de barras y de organización la del Field Day.
    • Tune-Yards AUN MEJOR que en el PS. Qué vozarrón. Que grupazo.
    • El live de Terje empieza lounge, ataca con Strandbar y acabó con dos docenas de travestis en el escenario bailando Inspector Norse. Memorable.
    • django django, un coñazo.
    • Talabot, hasta la bola. Imposible disfrutarlo.
    • Chet Faker, hasta la bola también.
    • Danny L Harle, un crack. Lo mejor de Pc Music de lejos.
    • Run The Jewels me aburrieron de forma soberanísima.
    • FKA Twigs, imposible verla
    • El comienzo de Caribou, tan insoportable como todos sus últimos directos
    • Y EL LIVE DE HUDSON MOHAWKE. Joder, una barbaridad. Una pasada. Increíble. Epiquísimo. Volé.

    Aclaro que fue un festi sin drogas y con dos cervezas como alcohol.



  • DOMINGO

    • Ex Hex un amor.
    • Eagulls bien, pero no aguantaba un postpunk con ese solaco
    • Allah Las un poco coñazo. Tocaron 4372894575943 canciones.
    • DIIV son flojetes. No era culpa del escenario Pitchfork: están muy verdes aún.
    • My Brightest Diamond muy divertida y mamarracha.
    • Me pasé una hora bailando con Desperate Soundsystem. Mezclas rarísimas y no siempre conseguidas, pero fiestón. Y calor.
    • Patti Smith ya sabéis: maravilla.
    • Savages se oía fatal, estaba lleno de gente borracha y puesta mal (violenta, vamos) y aún así, maravilla.
    • Ride maravillosos, como hace una semana en el PS.

    Un Field Day cojonudo, mil veces mejor que en 2014.



  • Y se me olvidaba

    Jam City: bien. Ahora hace cosas mas en plan acustico, con sus maquinas, su guitarra y cantando. Tiene garra pero el ICA no era el lugar para tamaña propuesta, en la que hacía falta un poco de humo, un poco de noche, un poco de dj set después. También fue un concierto cortísimo, de una media hora larga. Público super arty: no faltó el tipo del mostacho que me encuentro en todos lados.

    HEALTH, tan bien como acostumbran en un antro que me gustó tan poquísimo como el The Dome, con tarimaca, paredes que retumban y acústica horrenda. Y es jodido encontrarse un sitio de conciertos que sea malo en Londres, eh. El pantojo sigue haciendo más teatrillo que interpretación de instrumentos, y no es que sean excesivamente generosos en temas. Pero bien. Como telonero, Vessel, al que se le adivinaban grandes temas y grandes habilidades bajo una acústica que le comía y un público que charlaba a voces. Público variado, por cierto: mucha parejita, clones de Brian Molko, alguna estrella ochentera, el tipo del mostacho, el nerd con pelo rizado, y otro par de españoles. Camisetas de Suicide, Coil, Health y Joy Division.

    EDIT: sí, ha llegado ese momento donde empiezo a encontrarme a la misma gente en los sitios. EN LONDRES.



  • @GreenBoY:132ekbjp:

    @Kermit:

    No hay hilo de crónicas de conciertos 2015????? Mala señal…

    En fin, muy bien me lo pasé el viernes en la fiesta del 25 aniversario de Bcore en el Apolo...Joan Colomo lo pillé en los últimos temas, pero ya se veía venir que será una gran noche. Justo después, con el tiempo justo para pillar sitio en las primeras filas The New Raemon toco su excelente primer disco, que con toda la banda sonó de perlas. Luego Nueva Vulcano hicieron un concierto de versiones, acompañados de de amigos y gente del sello. Muy divertido versionenando entre otros a Las Grecas, El Último de la Fila o Los Planetas, y la que a mi más me puso, el “No mires a los ojos de la gente” de Golpes Bajos.
    Para acabar un bolazo con todas las letras de los Unfinished Sympathy. Memorable. Lo que no entiendo es como un grupazo como ese, y con la ristra de temazos que nos tocaron no se comieron el mundo...
    Por supuesto, la gente hablando como cotorras, los coleguillas de los grupos en las primeras filas apartando a la peña como si sólo ellos tuvieran derecho, aunque fue divertido estar en el mogollón mientras se pudo... gente sin parar de hablar, etc, pero que os voy a decir que no sepáis ya...mención especial a un tipo que se pasó casi toda la noche en segunda fila hablando de espaldas el escenario...

    Si que existe ese hilo pero sin mucha participación. Se agradece que cuentes lo del aniversario de Bcore. Seguró que moló.

    Ostras, es verdad, ya me sonaba, pero no lo había encontrado…faltaría que le quitaran la chincheta al de 2014 y se la pusieran a este...



  • Madrileños y asimilados: Nadie vio anoche a Weller?



  • Yo lo vi ayer en Barcelona…
    Repasó casi todo su último disco (se dejó tres creo)
    Y tocó grandes éxitos... con una carrera como la de Paul Weller es fácil que se deje canciones... aún así, sonaron canciones como Into tomorrow, The Changingman, you do something to me, Above The Clouds o Broken Stones, con la que cerró el concierto.
    The style Council no tocó ninguna y de The Jam tocó Start!

    Era mi primera vez al Festival de Pedralbes. Es otro mundo. Gente demasiada bien vestida, cochazos para promocionarlos, vino, cava,... la verdad es que el sitio es muy bonito y el escenario está muy bien puesto. No es muy alto, con lo que las primera filas no termina con dolor de cuello y la platea está un poco en pendiente, con lo cual no hay problemas de visibilidad. De la tribuna no puedo hablar, pero las palmeras ahí están!

    A ver si regresa a Barcelona pronto con precios mas razonables.



  • Yo también fui, hansen. Primera fila. Sin dolor de cuello. Al final, apoyado en el escenario como en apolo a dos metros del teclado con el que cerró con Broken stones. Luego me extiendo, pero fue MAGISTRAL.

    (Continúo)

    Con estos precios indecentes, es normal que la cosa quedara en media entrada: lo cual, tratándose de una platea con sillas de jardín, queda bastante feo. Eso y el poco entusiasmo del respetable -con la excepción de dos señores ingleses sentados a mi lado que venían con sus hijas adolescentes y que trataron en vano de levantar el ambiente- llevaron a Weller a cerrar el grifo al final y a privarnos de la prevista ''A town called Malice'.

    Ahora bien, Hansen, la noche de Weller era el Viña Rock comparada con la de Pet Shop Boys, que abrió el festival (por llamarlo de algún modo). Ese día sí era exagerado la cantidad de pantalones granates y mocasines de borlas entre los caballeros haciendo una cola interminable -organización terrible- para comer y beber algo. Gente y más gente con más ganas de socializar en la carpa de Juvé Camps que de proclamar "It's a sin!".

    El concierto fue lo previsto, aunque un poco más breve. Es una obra de teatro que ya ha había visto dos veces, aunque al estar en cuarta fila fue casi como verlo entre bambalinas. Lo mosqueante fue justo antes de empezar, cuando observo que en la fila de detrás de mí se hallan, por este orden, el alcalde saliente Trias, su señora, la señora de Artur Mas, y todos los ediles convergentes (más cónyuges) de la anterior corporación.

    Cuando pasan diez minutos de la hora anunciada, montan un micro y un atril y sale un señor, el director del festival por más señas, a pedir disculpas por el retraso. Vale, bien. Muy amable. Pero no se queda ahí y empieza a soltar un discurso en el que da las gracias a los patrocinadores -y los cita a todos- y al alcalde ya en funciones. "Mi alcalde", proclama, imbuido de una peculiar interpretación de la democracia, a pesar de que, según dice, no les ha regalado nada. ¿En serio? pienso yo; voy a pedir que me dejen los jardines de Pedralbes el día de mi cumpleaños para una merienda-cena, a ver qué me dicen.

    En mi zona de asientos, unos pocos nos miramos con cara de eeiiinnnnn???, mientras la mayoría ni se inmuta ante el soliloquio, que se prolonga. Me caliento, aguardo a que el caballero llegue a un punto y seguido en su guión y vocifero un "¡Haz una rueda de prensa!" que se escucha en todo Pedralbes. El tipo me ha escuchado, pero no mueve ni un músculo y sigue a lo suyo, dando explicaciones a vete a saber quién sobre el número de invitaciones que reparte.

    Cuando acaba, no ha dicho ni mu sobre el 21% de IVA, pero ha defendido que su negocio es cultura, enfoque ajeno a, por ejemplo, que su verborrea obliga a renunciar a volver en metro a quien así lo tuviese pensado. Y el show recorta una canción y parte de un pasaje instrumental sobre el formato que viene girando desde hace dos años por todo el mundo.

    En fin, me arrepiento de haber contribuido a un disparate como éste "en nombre de la cultura". Va, home, va.



  • “Things have changed” llevada al rock fronterizo (y con la que empezó la actuación); “Beyond here lies nothin'" rezumando jazz latino desde el piano; “Duquesne whistle” con un pie en el charleston; “Forgetful heart” adquiriendo forma de espeluznante bolero espectral; un tema por ahí que no reconocí pero parecía “Shot of love” en clave hillbilly (posteriormente me he enterado que era una irreconocible ¡“High water (for Charley Patton)!)…nens i nenes, Bob Dylan y sus músicos lo siguen haciendo.

    Mucha gente va a sus conciertos esperando un espectáculo, y se encuentran con, eso, un concierto (nada más y nada menos!), aunque, paradójicamente, sea espectacular cómo pasan los años y el de Minnesota es capaz de seguir mudando la piel de su cancionero (¿cuántas vidas habrán tenido ya una “She belongs to me” que sonó musculada y turbulenta y aun y así elegante, o una “Blowin' in the wind” -primer bis- que hace un lustro era una ranchera apacible y ahora parece que Randy Newman esté sobre el escenario?). Y luego, claro, está el peso del recorrido, ya que es imposible conservar en “Tangled up in blue” o “Simple twist of fate” la melancolía punzante en la que fueron concebidas, pero que interpretadas como los resignados recuerdos que son ahora no pierden belleza ni emotividad.

    Así pues, en los Jardines de Pedralbes, ni pantallas ni visuales, y nuestro hombre vestido de blanco frente al negro completo de sus chicos como única concesión escénica. Voz devastada, banda exquisita (incrementada la evidencia por ser un bolo casi intimista respecto a su más enérgico paso por el Poble Espanyol del 2010), y el mito que no deja de ser artista gracias a su ingenio y su inquietud, a su innegociable cambio constante que, milagro, sigue atrayendo en cantidades razonables a las masas (aforo de teatro, ya no de estadios, pero sold out garantizado), y por eso, no nos engañemos, se le permite todo en las altas esferas.

    Aunque, justamente, no todo es de color de rosa: a los 74 años de edad, empieza a pesar el Never Ending Tour (tras 50 minutos de actuación, hubo un parón peligroso de 25 minutos -finalmente no resultó nocivo- seguidos de otros 50 más de acción y el doble bis), si bien Dylan es capaz de sacar pecho, trufando de piezas de su penúltimo álbum -del 2012, amigos/as- la segunda mitad de concierto y logrando mantener el tipo y el nivel sin problemas (en ese sentido, piel de gallina con la hermosa y desoladora “Long and wasted years”). Y es que es verlo apoyado en su piano de cola, con los codos sobre éste y moviéndose y disfrutando mientras la banda se saca de la manga una introducción para “Autumn leaves”, y, al momento, tenerlo claro, clarísimo: allí y así morirá este tío, y sus conciertos son puro (y discreto, en el buen sentido) reflejo de ello.

    Setlist:

    Things have changed
    She belongs to me
    Beyond here lies nothin'
    Workingman blues #2
    Duquesne whistle
    Waiting for you
    Pay in blood
    Tangled up in blue
    Full moon and empty arms

    (media parte)

    High water (for Charley Patton)
    Simple twist of fate
    Early roman kings
    Forgetful heart
    Spirit in the water
    Scarlet town
    Soon after midnight
    Long and wasted years
    Autumn leaves

    Bis:
    Blowin' in the wind
    Love sick



  • Bueno, mi experiencia Vida.

    La verdad es que me decepcionó. Que vendan el festival donde el cabeza de cartel es el entorno ya me daba algo de rabia. El sitio, cuando entras es bonito, no diré que no… todo lo demás, bueno, teniendo en cuenta que los dos escenarios principales estan en un descampado pues pierde parte del encanto. Me sobra que invierten dinero en haciendo que el entorno sea bonito y dejen un escenario sin cubrir… que el público esté en pleno sol, pues mira, pasa, es lo que tienen los festivales al aire libre, pero que los cantantes tengan que tocar cara el sol pues sabe mal, la verdad. Aún así, un bravo para ellos, espero que cobraran el doble por las condiciones. En Ezra Furman tenía un chico al lado que sólo decía “a saber que ha hecho en su vida para tenerlo así de castigado”.

    Lo de la barca, tiene su gracia, pero bueno, no es muy cómodo, y menos cuando en los otros escenarios no hay nada mas y la gente se concentra ahí. Durante Xoel Lopez como no me apetecía verlo casí me pongo a buscar piñones. Tener tanta decoración hace que el festival termine siendo un parque temático, la gente se volvía loca para hacerse fotos en todos los rincones decorados.

    El viernes fue un agobio en cuanto pedir en las barras. Suerte que el sábado cambiaron el sistema y quitaron los tickets.

    Lo de la cabaña, vi a Martha, Renaldo & Clara y a Miquel Serra si no recuerdo mal. Intenté ir a ver a los Mambo Jambo pero a la que me acerqué a la puerta del bosque decidí no ir, todo el mundo tenía la misma intención. Me dio la sensación que el volumen ahí estaba saturado. En Martha, gracias o por culpa de la birra a 2.5€ y el calor, saqué lo peor de mi, que ya entraba dentro de mi plan. La verdad es que porque había escuchado mucho sus canciones y me resultaba mas fácil de seguirlas, pero quien no los había escuchado nunca antes, dudo mucho que se pudiera hacer una idea real de cómo es la banda. Miquel Serra tiró mas de sus canciones más psicodélicas y “animal collective” que tiene, olvidando añadir en su repertorio sus canciones más acústicas, que son las que me gustan mas. Aún así, ya tenía ganas de poder verlo en directo. Sí, sacrifiqué a Andrew Bird, para ver al mallorquín… pero intenté evitar ese escenario por la tarde.

    A nivel de conciertos, muy bien Benjamin Clementine. Durante las últimas semanas había escuchado bastante su disco, y el directo fue lo mejor del festival. Impresionante. Casi todo el mundo estuvo callado. Momentos de pelos de punta. Espero que su carrera no termine aquí y poder verlo otra vez en un teatro, que he de decir que verlo de pie tampoco me molestó.

    Super Furry Animals, que eran mi cabeza de cartel, muy bien, aunque les faltó algo de volumen para mi gusto.

    Primal Scream muy bien. Sonaron muy bien. No los había visto antes (pedón) y me lo pasé muy bien.

    Father John Misty… pereza. Lo vi sentado al final de todo… bueno, lo escuché. No sonaba mal, pero el rollo del público me dio mucho palo… sólo faltaba ver a gente con su nombre escrito en la cara… a los War on drugs igual… pereza… es que a mi los grupos que de repente están en boca de todo el mundo me hacen tirar pa’tras. Sí, sonaron muy bien. El disco está bien, pero tampoco como para que sea “lo mas”! Sensación de que todas se parecen entre ellas, además de los grupos que te vienen a la cabeza cuando lo escuchas.

    Joan Miquel Oliver es muy grande, ya con Antonia font y con sus álbumes en solitario. El directo, acelera algo sus canciones y son aún mas espectaculares… no se puede ser mas fan de este hombre. (Quiero añadir que a raíz de este concierto recuperé el “concierto” que tiene con Albert Pla… de lo mejor que he escuchado en años a nivel nacional… ya no por las canciones, que no deja de ser un grandes éxitos de sus carreras, si no por la idea, por la originalidad, la tomadura de pelo… que genios!)

    El primavera nos tiene muy mal acostumbrados y yo me he vuelto muy exigente. No me permite disfrutar de festivales que tiene aires de grandeza sin recurrir a la comparación con el primavera.

    Por cierto… el sábado me picó algo y terminé con 13 picaduras en un brazo… ya no conté las que tenía por todo el cuerpo. A alguien mas le pasó? Lo siento, pero como eché de menos un festival urbano… Ah… espero que el año que viene hagan algo con el tema fuentes. No puede ser que tengas un festival con el suelo de arena y no exista ningún punto de agua para lavarse las manos…

    Tener que pedirle a la chica de movistar que me deje en paz, que no quiero hacerme un video en su stand y que sólo estoy ahí porque hay sombra… que quiero ver el concierto tranquilamente… varias veces porque le costó dejar de insistir… patético… Estoy muy quisquilloso

    En realidad me lo pasé bien, pero me sobraron cosas (sobre todo a nivel de decoración) y me faltaron otras…



  • Joder, con lo neurótico que me he vuelto, yo acabo en comisaría.

    Gran crónica, por otra parte. Es como si servidor hubiese estado.



  • Pues aquí hay un par que ya nos hemos comprado el abono para 2016



  • Eso si no secuestran a Mogwai y se atrincheran en el Tibidabo



  • Respecto al tema del Vida y de que la ubicación no puede ser cabeza de cartel… sumado al curriculum del promotor; ubicación + curriculum pueden ser cabezas de confianza de cartel. El finde que viene tenemos una prueba de ello los gallegos... Sinsal San Simón, del cartel ni idea pero el lugar es este:

    Ya os contaré que tal esta edición



  • A ver…
    efectivamente esto es lo que me pasó... sabiendo quien lo organiza, pues da mucha rabia... el Faraday era bonito sin necesidad de retocar nada. I existen muchos festivales bonitos por aquí donde el entorno podría ser cabeza de cartel (cosa que nunca he entendido, porque sí que es cierto que el entorno puede hacer que el concierto sea más especial que otros, pero no debe ser el motivo por el cual ir). El sinsal, que nunca he estado o el Vallsonora (del cual he hablado mucho por aquí porque fue un festival que el entorno me enamoró y los conciertos, todos nacionales, fueron realmente especiales gracias a este). O (no me lo tengais en cuenta) el Festival Jardins de Pedralbes es bonito porque el sitio lo hace bonito. Lo curioso es que estos festivales no ponen tanto enfasis al entorno...

    El vida está bien, claro. Pero tanta pretensión y que no me resultara 100% cómodo, el suelo, los horarios, las condiciones en las que tocaban algunos artistas, los adornos sin sentido... me sobraron y consiguieron que no disfrutara al 100%. No se si voy a ir (aunque me confesaron el otro día que me había comprado una entrada ya para el 2016) otro año (lo de Divine Comedy, si viene con banda, me hará replantear muchas cosas), pero como mínimo ya sé que me espera...



  • No hice crónica de Glastonbury porque fue una locura, pero aquí pego de exiliaos la crónica del Field Day. Hansen, cada vez que hablas de comodida y pienso en las plazas en las que he tenido que torear ultimamente, llenas de mierda, polvo y demás… XD

    VIERNES

    • Lo mejor, estar en Despacio todo lo que se pudiese
    • Estoy hasta los huevos del narcisismo de los ingleses en los festivales londinenses. Va a selfie por cada 10 segundos. No bailan! Mira que luego se portan bien en Glasto...
    • Pintas a SEIS LIBRAS. SEIS. PUTAS. LIBRAS. Creo que el uncanny valley lo hemos pasado, rebasado y doblado. Mucha gente bebiendo agua.
    • Exagero: la lata de Becks (4 grados) estaba a 5. Y la casi-pinta de coronita, a 5,5. En serio, qué barbaridad de precios.
    • Poca gente, bastante poca. El recinto cada año es más pequeño. Sólo hay una carpa grande, la carpa despacio, la carpa marica, y unas cuantas abiertas. Desde 2013 el Lovebox no hace más que decrecer en escenarios, calidad y recinto y aumentar en precio.
    • Es una gozada ver cómo cada año el show de Hercules&The Love Affair es mejor.
    • Rudimental sonaban a puta mierda, como cada año. Mucha suerte tuvieron en el Sonar.
    • XXXY es de los mejores pinchas house del planeta. Eso sí, lo estábamos bailando tres. Tres, contaos. En un escenario abierto estupendo al lado de un baño sin colas.
    • Jimmy Edgar es un macarra de cojones
    • Boddika ya tal
    • Gilles Peterson sólo puede ser más inglés si saliera, yo que sé, con la union jack.
    • ¿Qué coño les cuesta a los ingleses el tirar la comida a la basura?
    • Mogollón de españoles. por cierto
    • James Murphy es oficialmente su abuelo
    • El Despacio no sonaba ni remotamente tan bien como en el Sonar, pero eh.

    Crónica sábado:

    • Fui el único que bailaba con Pete Herbert. As, el único. Luego vinieron dos más. Da igual: me parece uno de los mejores pinchas mañaneros del planeta.
    • Ben UFO b2b Joy Orbison es una mezcla tan buena como el zumo de naranja con el vodka. Cuando pusieron "Can't Take It" de Recloose casi lloro. Ben UFO por cierto se conserva mil veces mejor que Orbison.
    • Howling Live es de LLORAR. El show tiene algún problema de ensayo (todo por parte de Frank Wiedermann) pero aún así es impresionante la puesta en escena, la ecualización de todo, joder, todo.
    • Nils Frahm se marcó una improvisación ambient de dejar a todos con el culo torcido
    • Estuve 10-15 minutos viendo a Jessie Ware mientras meaba y me pillaba algo de comer. Me hizo sentir un cuarentón poniendo una cena con velas para sus parejas amigas.
    • Paul Woolford es otro de los mejores djs de la actualidad, sea con Special Request o sin él. Los jóvenes de Lovebox no tenían ni puta idea de cómo bailar eso, siendo ingleses. Me da que el público de Lovebox tiene poquísimo callo.
    • Pero el mejor dj del día era, sin duda, el de la carpa marica. Un tipo con mostacho que no sólo era muy guapo, sino que hizo una sesión de house petarda-pero-elegante que animaba cuando te pasabas por ahí.
    • El show de Flume era una preciosidad, pero el Big Top parecía el Madrid Arena. Me fui tras no poder con la claustrofobia para ver otra vez, por cuarta o quinta, el comienzo de Hot Chip. Ójala al Sonar.
    • Qué puta mierda el público del Lovebox. Hot Chip ya podrían tocar "Over and Over" que estaban todos paraos quietos en primeras filas, y ni Dios cantando siquiera el estribillo. Si alguien cantaba el estribillo, era español. Más o menos como pasaba el día anterior con hercules&the love affair.
    • Cuando fui a por una cerveza, Heidi estaba pinchando "Get down saturday night" de Oliver Cheatham. Sin duda el disco fue el ganador del Lovebox este año: casi todos los pinchas iban por ahí, y muchas veces sin neo disco ni space disco ni mandangas: disco a saco.
    • Bonobo Dj Set, que en plena incontinencia visité a la búsqueda de un baño, estaba tribal y poco arriesgado.
    • James Zabiela es un titán. Llovía, ponía la misma canción por 10-15 minutos y dejaba el escenario como el rosario de la aurora.
    • No me voy a cansar en la vida de ver a Squarepusher. Carpa practicamente vacía, y era yo el único que bailaba. Bailar drill n bass. La gente me miraba asustada, los de seguridad temían que me diera un chungo. Flojos.
    • Zabiela cerró con Special Request, Craig Richards con "Unfinished Sympathy". La organización cerró la mitad de los baños a las 8. Little Dragon tocó "Ritual Union" y me fui a casa.
    • En general: más pequeño, más incómodo, público de mierda, peor cartel, muchísimo más caro, sensación de que este es el último año donde va a tener lugar.
    • Y polvo, polvo, polvo.


  • Esto del Sinsal… ¿si te quieres ir a tu casa, qué?


Log in to reply

Looks like your connection to Foros Primavera Sound was lost, please wait while we try to reconnect.