Silent James


  • administrators

    https://www.youtube.com/watch?v=sCZUYiAGENo

    Están los artistas que solo saben escribir desde el despecho, y están los artistas que saben convertir la vida cotidiana, el día a día, en una canción de pop universal. Jaume Benedito es de los segundos, como queda bien claro con una sola escucha de Oh, Tokyo!, meridiano relato de un viaje a la capital nipona con declaración de amor de serie: “Siempre quise ser el hombre que te llevara a Japón”, canta en el estribillo. Esta épica de lo cotidiano, interpretada siguiendo las enseñanzas de maestros del pop refinado de cámara como Neil Hannon, Edwyn Collins y Jens Lekman, compone la columna vertebral de Silent James. Sus canciones son pequeños abrazos de vida para disfrutar de una mañana de sol, reconfortarse una tarde cualquiera y dejarse llevar por la nostalgia tranquila, esa que es capaz de condensar toda nuestra historia en la mejor canción del mundo.