Cuban Doll


  • administrators

    https://youtu.be/-aaZZryY-Ow

    No fucks given

    Cuatro discos en cuatro años dan buena muestra de cómo de 2019 es Cuban Doll. Primero, un poco de misterio: no es de ascendencia cubana como su nombre indica sino de Dallas (Texas) y no queda claro cuál es su nombre artístico oficial porque también se da a conocer como Cuban Da Savage. Después, la viralidad: antes fueron los cientos de miles de fans en Instagram y solo entonces llegaron los hits virales de hip hop callejero como Bankrupt y Let It Blow que la llevaron a firmar con una multi (Capitol Records) para romper con ellos solo un par de meses más tarde. Tercero, la leyenda: hay rumores que la sitúan en el meollo de la separación temporal entre Offset y Cardi B, en sus vídeos apenas salen tíos (“el dinero viene y se va, pero al menos tiene más valor que un tío”, dice) y en su último disco ya colabora gente como Trippie Redd, Lil Yachty y Molly Brazy. Cuarto, el respeto: fue en su segunda mixtape, Aaliyah Keef (740 Project, 2017), donde nos dio las coordenadas necesarias para entenderla, entre la autenticidad de Aaliyah y la visceralidad de Chief Keef. Boom.

    Savage Life (Savage Music, 2019)