John T. Gast


  • administrators

    Miedo a no conocer lo desconocido

    Enfrentarse a John T. Gast da un poco de susto porque es como enfrentarse a la nada. Teclear su nombre en el buscador viene a ser casi lo mismo que asomarse a un precipicio. Apenas conocemos información sobre el productor británico, si es que de verdad es británico. Si andando por la calle nos cruzáramos con él, reconocerlo sería misión imposible porque no hay rastro de su cara por Google imágenes y su perfil de Instagram es privado. Da la sensación de no tener demasiado interés en que lleguemos al material que va lanzando a su aire desde 2015. En realidad, le conocemos más por los artistas con los que ha colaborado que por él mismo: que sea íntimo de Dean Blunt e Inga Copeland, los dos bichos raros que formaban Hype Williams, dice mucho de cómo entiende la música. Pero lo que más miedo da en torno a John T. Gast no es no saber nada sobre él, sino darnos cuenta de que tampoco sabemos tanto sobre nosotros mismos como creíamos al escuchar sus glitcheadas producciones, que están llenas de sonidos desconocidos venidos de ninguna parte. ¿Nunca habríamos sido conscientes de que nos gustan si él no los hubiera creado? Eso sí que da miedo.

    KINGS X (Low Company, 2019)