Kacey Musgraves


  • administrators

    https://youtu.be/6OFv566mj7s

    La chica de las canciones de oro

    Hay una escena en el concierto de Kacey Musgraves durante Coachella 2019 que refleja el papel de la tejana en el mundo ahora mismo: la artista quiere llevar el “yeehaw” al festival y al intentar que el público repita el “yee” y el “haw” no lo consigue porque Musgraves, jugando sutilmente con ellos, logra que se confundan. “I didn’t say fucking ye!”, les espeta con una sonrisilla y naturalidad burlonas. Y así es: Kacey Musgraves está llevando el “yeehaw”, la esencia de su country, al mundo. Está enseñando a amar el country a todos aquellos que nunca lo han contemplado. Y, esta vez sí, lo está consiguiendo gracias a la pátina de pop de Schrödinger (clásico y contemporáneo a la vez) que le aplica a sus canciones, ya previamente validadas por el catecismo country norteamericano. Hecha a sí misma, se autoeditó los primeros discos hasta que su debut oficial, Same Trailer Different Park (Mercury Nashville, 2013), se llevó el Grammy a Mejor Disco de Country de su año. Después, era el turno del resto del globo. Con el multipremiado Golden Hour (MCA Nashville, 2018) y de la mano de hits como High Horse, tan ligeros y vitales como el aire que respiramos, no solo ha abierto la puerta del country pop al mundo entero sino que lo ha hecho en un instante preciso: la golden hour, la hora de oro, ese momento del día en el que el sol empieza a salir o a esconderse, el silencio se apodera del paisaje y de repente percibes que todo está bien, en calma. El pop siempre ha sido esto: canciones de oro para el momento perfecto. Kacey, nosotros prometemos esforzarnos más y conseguir que el “yeehaw” llegue también, de verdad y por fin, a Barcelona.

    Golden Hour (MCA Nashville, 2018)